El marketing médico hace referencia al conjunto de estrategias de mercadeo enfocadas estrictamente a los agentes del sector salud. Sus actividades se encargan de guiar, investigar, enfocar y establecer una comunicación efectiva entre los servicios y productos que se prestan por parte del médico o la organización y el mercado objetivo a quien se quiere llegar.

El marketing médico optimiza los procesos que encierra la cadena de valor, haciendo que los pacientes encuentren los productos y servicios que satisfagan sus necesidades, de manera rentable en lugares accesibles y con el menor esfuerzo. Para facilitar este proceso de intercambio para el paciente, el producto o servicio ofrecido tiene que tener valor; su precio debe percibirse como el adecuado y sobre todo debe satisfacer lo que el paciente anhela, quiere o necesita, generando bienestar social.

Este marketing tiene por objetivo conocer y entender al paciente –su cliente- para determinar lo que él desea y ofrecerlo usando las mejores estrategias para que el producto o servicio se potencialicen y puedan venderse prácticamente solos, satisfaciendo la necesidad de quien lo compra. Su prioridad se concentra en la necesidad de su paciente y en la utilidad o beneficio del producto o servicio que le otorga para satisfacerlo.

La planeación del éxito y prestigio profesional del marketing médico es a largo plazo.

A continuación se pueden observar una serie de beneficios en los sectores involucrados:

En pacientes:

  • Aumenta la confianza
  • Mejora la comunicación con el médico
  • Incrementa el nivel de satisfacción, en cuanto al servicio ofrecido
  • Aumenta el valor de la relación entre el paciente y el médico
  • Ayuda a mejorar su salud y su calidad de vida

 En el Médico:

  • Su trabajo es más reconocido y valorado
  • Humaniza su actividad
  • Relaciones más efectivas con sus pacientes
  • Mejora su competitividad
  • Mantiene una visión estratégica hacia su negocio

Sabemos que el médico es seguramente el profesional que más actualizado está en cuanto a los conocimientos inherentes a su profesión y que más tiempo, esfuerzo y dinero invierte en ello. Precisamente por ésta razón y por la evolución de los tiempos, todos sus conocimientos y esfuerzos deben complementarse con herramientas que potencialicen sus servicios.

 

Fuente: Doctor Branding

Tagged with: